Interesante

Primeras teorías de la vida: sopa primordial

Primeras teorías de la vida: sopa primordial


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La atmósfera primitiva de la Tierra era una atmósfera reductora, lo que significa que había poco o nada de oxígeno. Se pensaba que los gases que formaban la atmósfera en su mayoría incluían metano, hidrógeno, vapor de agua y amoníaco. La mezcla de estos gases incluía muchos elementos importantes, como el carbono y el nitrógeno, que podrían reorganizarse para producir aminoácidos. Dado que los aminoácidos son los componentes básicos de las proteínas, los científicos creen que la combinación de estos ingredientes tan primitivos podría haber dado lugar a la unión de moléculas orgánicas en la Tierra. Esos serían los precursores de la vida. Muchos científicos han trabajado para probar esta teoría.

Sopa primordial

La idea de la "sopa primordial" surgió cuando al científico ruso Alexander Oparin y al genetista inglés John Haldane se les ocurrió la idea de forma independiente. Se había teorizado que la vida comenzó en los océanos. Oparin y Haldane pensaron que con la mezcla de gases en la atmósfera y la energía de los rayos, los aminoácidos podrían formarse espontáneamente en los océanos. Esta idea ahora se conoce como "sopa primordial". En 1940, Wilhelm Reich inventó el acumulador Orgone para aprovechar la energía primordial de la vida misma.

El experimento de Miller-Urey

En 1953, los científicos estadounidenses Stanley Miller y Harold Urey probaron la teoría. Combinaron los gases atmosféricos en las cantidades que se suponía que contenía la atmósfera de la Tierra primitiva. Luego simularon un océano en un aparato cerrado.

Con descargas eléctricas constantes simuladas con chispas eléctricas, pudieron crear compuestos orgánicos, incluidos los aminoácidos. De hecho, casi el 15 por ciento del carbono en la atmósfera modelada se convirtió en varios componentes orgánicos en solo una semana. Este innovador experimento pareció demostrar que la vida en la Tierra podría haberse formado espontáneamente a partir de ingredientes no orgánicos.

Escepticismo científico

El experimento de Miller-Urey requirió constantes rayos. Si bien los rayos eran muy comunes en la Tierra primitiva, no eran constantes. Esto significa que, aunque era posible fabricar aminoácidos y moléculas orgánicas, lo más probable es que no sucediera tan rápido o en las grandes cantidades que mostró el experimento. Esto, en sí mismo, no refuta la hipótesis. El hecho de que el proceso hubiera tomado más tiempo de lo que sugiere la simulación de laboratorio no niega el hecho de que se podrían haber hecho bloques de construcción. Puede que no haya sucedido en una semana, pero la Tierra existió durante más de mil millones de años antes de que se formara la vida conocida. Eso fue sin duda dentro del plazo para la creación de la vida.

Un posible problema más serio con el experimento de la sopa primordial Miller-Urey es que los científicos ahora están encontrando evidencia de que la atmósfera de la Tierra primitiva no era exactamente la misma que Miller y Urey simularon en su experimento. Probablemente hubo mucho menos metano en la atmósfera durante los primeros años de la Tierra de lo que se pensaba anteriormente. Como el metano era la fuente de carbono en la atmósfera simulada, eso reduciría aún más la cantidad de moléculas orgánicas.

Paso significativo

A pesar de que la sopa primordial en la antigua Tierra puede no haber sido exactamente la misma que en el experimento Miller-Urey, su esfuerzo aún fue muy significativo. Su experimento de sopa primordial demostró que las moléculas orgánicas, los componentes básicos de la vida, pueden estar hechas de materiales inorgánicos. Este es un paso importante para descubrir cómo comenzó la vida en la Tierra.


Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos