Nuevo

Comienza la caza de brujas de Salem

Comienza la caza de brujas de Salem


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En Salem Village, en la colonia de la bahía de Massachusetts, Sarah Goode, Sarah Osborne y Tituba, una mujer esclavizada de Barbados, son acusadas de práctica ilegal de brujería. Más tarde ese día, Tituba, posiblemente bajo coacción, confesó el crimen, alentando a las autoridades a buscar más brujas de Salem.

Los problemas en la pequeña comunidad puritana comenzaron el mes anterior, cuando Elizabeth Parris, de nueve años, y Abigail Williams, de 11, hija y sobrina, respectivamente, del reverendo Samuel Parris, comenzaron a experimentar convulsiones y otras enfermedades misteriosas. Un médico concluyó que los niños sufrían los efectos de la brujería y las niñas corroboraron el diagnóstico del médico. Con el estímulo de varios adultos de la comunidad, las niñas, a las que pronto se unieron otros residentes de Salem "afligidos", acusaron de brujería a un círculo cada vez mayor de residentes locales, en su mayoría mujeres de mediana edad, pero también a varios hombres e incluso uno de cuatro. niño de un año. Durante los siguientes meses, los residentes del área afectada incriminaron a más de 150 mujeres y hombres de Salem Village y las áreas circundantes de prácticas satánicas.

LEER MÁS: La misteriosa mujer esclavizada que provocó la caza de brujas de Salem

En junio de 1692, el Tribunal especial de Oyer, "para escuchar", y Terminer, "para decidir", se reunieron en Salem bajo el presidente del Tribunal Supremo William Stoughton para juzgar a los acusados. La primera en ser juzgada fue Bridget Bishop de Salem, quien fue declarada culpable y ejecutada en la horca el 10 de junio. Trece mujeres y cuatro hombres más de todas las etapas de la vida la siguieron hasta la horca, y un hombre, Giles Corey, fue ejecutado por aplastante. La mayoría de los procesados ​​fueron condenados sobre la base del comportamiento de los testigos durante el proceso real, caracterizado por ataques y alucinaciones que, según se argumentó, fueron causados ​​por los acusados ​​en el juicio.

En octubre de 1692, el gobernador William Phipps de Massachusetts ordenó la disolución del Tribunal de Oyer y Terminer y su sustitución por el Tribunal Superior de la Judicatura, que prohibió el tipo de testimonio sensacionalista permitido en los juicios anteriores. Cesaron las ejecuciones y el Tribunal Superior finalmente liberó a todos los que esperaban juicio y perdonó a los condenados a muerte. Los juicios de las brujas de Salem, que resultaron en la ejecución de 19 mujeres y hombres inocentes, habían terminado efectivamente.

LEER MÁS: 5 mujeres notables ahorcadas en los juicios de brujas de Salem


Patria: Fort Salem sigue la historia de Raelle Collar (Hickson), Abigail Bellweather (Williams) y Tally Craven (Sutton), quienes están alistados en el ejército de los EE. UU.

El trío usa sus poderes sobrenaturales y brujería para luchar y está altamente capacitado en "magia de combate".

También usan sus cuerdas vocales para promulgar "semillas", que crean poderosos hechizos.

La serie es completamente ficticia, pero tiene sus raíces en uno de los períodos más infames de la historia legal de Estados Unidos.

Patria: Fort Salem está ambientada en un universo alternativo, donde Estados Unidos firmó el 'Acuerdo de Salem' después del final de los juicios de brujas de Salem.

En la serie, el Acuerdo de Salem es un trato para poner fin a la persecución de las brujas. A cambio, las brujas fueron reclutadas para luchar en las guerras de Estados Unidos.

En la serie, el Acuerdo está en desacuerdo con una organización terrorista conocida como Spree, un grupo de brujas que están en contra del reclutamiento militar de brujas.

Aunque el programa no se basa en una sola historia real y el Acuerdo de Salem no es un documento real, el trasfondo histórico al que se enfrenta el programa es muy real.

Los juicios de las brujas de Salem

Patria: Fort Salem plantea las preguntas: ¿Qué pasaría si las mujeres inocentes acusadas de brujería en los juicios de brujas de Salem fueran en realidad brujas reales, y qué habría pasado si hubieran vivido?

Los juicios de brujas de Salem tuvieron lugar entre febrero de 1692 y mayo de 1693 en Salem, Massachusetts, y vieron a más de 200 personas acusadas de brujería.

Después de una serie de audiencias y juicios, 30 personas fueron declaradas culpables y 19 fueron ejecutadas en la horca.

Catorce de los ejecutados eran mujeres. Los juicios de brujas de Salem se convirtieron rápidamente en la caza de brujas más mortífera en la historia de la América del Norte colonial.

Los juicios comenzaron cuando las niñas de Salem comenzaron a acusar a otras personas de brujería.

El pánico masivo comenzó después de que Betty Paris, de nueve años, y su prima Abigail Williams, de 11, fueran descritas por John Hale, el ministro de la cercana ciudad de Beverly, que tenían ataques "más allá del poder de los ataques epilépticos o enfermedades naturales". .

Sin embargo, cuando fueron examinados por un médico, no hubo evidencia física de ningún problema de salud.

Poco después, Sarah Good, Sarah Osborne y Tituba fueron arrestadas por brujería. El trío fue estereotipado como brujas: Good no estaba casado, Osborne no asistía a la iglesia y Tituba era una esclava.

Un mes después, varios otros fueron acusados ​​de brujería.

Giles Corey, un granjero de 81 años, se negó a declararse culpable en su juicio en septiembre. Más tarde fue presionado hasta la muerte.

Los acusados ​​fueron declarados culpables utilizando pruebas espectrales, confesiones falsas, lunares de imperfecciones en el cuerpo conocidos como pezones de bruja y botes de ungüentos en sus casas.

Hay muchos factores que contribuyen al comienzo de los juicios por brujería de Salem, cruzando líneas políticas, religiosas, de clase social y de género.

En ese momento, Nueva Inglaterra había sido colonizada recientemente por los puritanos y tenía una población religiosa y muy rebelde.

Los puritanos se oponían a muchas tradiciones de la Iglesia de Inglaterra y habían viajado a la América del Norte colonial para establecer su propia sociedad, instalándose en la bahía de Massachusetts.

En la Europa moderna temprana y la América del Norte colonial, casi el 80% de las personas acusadas de brujería eran mujeres.

El puritanismo predicaba que las mujeres eran inherentemente pecaminosas y más susceptibles a la condenación, ya que eran más débiles que los hombres.

También tenían la creencia de que los hombres y las mujeres no eran iguales a los ojos del diablo y solo eran iguales a los ojos de Dios.

Hablando recientemente con la Tarea X sobre la segunda serie de Patria: Fort Salem, el creador Eliot Laurence bromeó: "Quería realmente crear una historia que planteara la pregunta" ¿Qué es una bruja? "Entonces, en la temporada 2, existe esta idea de la nueva bruja [interpretada por Mellany Barros], y muy pronto , va a haber centros de pruebas, y algunas personas no quieren renunciar a sus hijas, y muy pronto, se convierte en una cuestión de gran y creciente tensión nacional ".


Brujería en Salem

Sobre marzo 11692, Salem, las autoridades de Massachusetts interrogaron a Sarah Good, Sarah Osborne y una esclava india, Tituba, para determinar si realmente practicaban la brujería. Así comenzaron los infames juicios de brujas de Salem de 1692 Externo . Durante los meses siguientes, más de 150 hombres y mujeres en Salem y sus alrededores fueron encarcelados bajo cargos de ejercer & # 8220Certaine Detestable Arts llamadas Witchcrafts & amp Sorceryes & # 8221. Diecinueve personas, incluidos cinco hombres, finalmente fueron condenados y ahorcados en Gallows Hill y un sospechoso masculino adicional fue asesinado a presión. Otros murieron en prisión. Hoy se les ve como víctimas de un trágico error.

Petición de libertad bajo fianza de brujas acusadas, ca. 1692. Colección de autógrafos de John Davis Batchelder. División de manuscritos

Las primas Abigail Williams y Elizabeth Parris, de once y nueve años, respectivamente, comenzaron a entrar en estados de trance y a sufrir ataques convulsivos en enero de 1692. A fines de febrero, la oración, el ayuno y el tratamiento médico no habían logrado aliviar sus síntomas, o para acallar los gritos blasfemos que acompañaban a sus ataques. Presionadas para que se explicaran, las niñas acusaron a las tres mujeres mencionadas de afligirlas.

Es posible que una reciente epidemia de viruela, el aumento de las amenazas de ataque de los indios, las incertidumbres económicas y las rivalidades de pueblos pequeños hayan preparado a la gente de Salem y sus alrededores para la histeria masiva que alimentó los juicios por brujería. Aunque el estatus social y el género ofrecían poca protección contra las acusaciones, los historiadores señalan que las mujeres solteras en particular eran vulnerables a los cargos de practicar la brujería, mientras que las niñas preadolescentes también eran más vulnerables a la aflicción. Sarah Good, Sarah Osborne y Tituba, por ejemplo, carecían de protectores masculinos, mientras que tres de los firmantes de la petición de fianza que se muestran arriba son viudas.

Regni Annae Reginae Decimo & # 8230Un acto para revertir a los ganadores de George Burroughs y otros por brujería. Boston: B. Green, 1713. Ephemera impresa: tres siglos de costas y otras efímeras impresas. División de colecciones especiales de libros raros y amp

Actuando por recomendación del clero, las autoridades civiles crearon un Tribunal especial de Oyer y Terminer para juzgar a las brujas acusadas. Sin embargo, a medida que el número de personas encarceladas se acercaba a 150, la opinión pública se opuso al proceso. El 29 de octubre de 1692, el gobernador de Massachusetts, William Phips, disolvió el tribunal especial, liberando a muchos sospechosos e impidiendo más arrestos. Cuando se escucharon los casos de brujería restantes en mayo de 1693, el Tribunal Superior no condenó a nadie más. La legislación aprobada en 1711 restauró los derechos y el buen nombre de los acusados.

En la década de 1950, Arthur Miller & # 8216s juegan, El crisol, exploró los juicios por brujería de Salem. Escrito durante un período en el que aumentaba la preocupación por las & # 8220 actividades subversivas & # 8221, Miller utilizó su obra para protestar contra los sustos rojos de la posguerra. Una vez más, dio a entender Miller, se sacrificó a personas inocentes a la histeria pública. Llamado ante el Comité de Actividades Antiamericanas de la Cámara de Representantes en 1956, Miller se negó a proporcionar nombres de personas que conoció años antes en una supuesta reunión de escritores comunistas & # 8217. La condena por desacato resultante fue anulada en apelación.


CRONOLOGÍA ANTES DE LOS ENSAYOS DE SALEM

Aunque no fue la única serie significativa de juicios de brujas que tuvo lugar en este período, los juicios de brujas de Salem de 1692 fueron, en última instancia, la caza de brujas más intensa y devastadora que tuvo lugar en la América colonial. Viviendo cientos de años después, todavía buscamos respuestas, preguntándonos qué causó estos extraños y trágicos eventos. Con el tiempo, los historiadores han propuesto una amplia gama de teorías, cada una de las cuales identifica diferentes factores y eventos que merecen una seria consideración.

Si bien lo más probable es que nunca haya una sola respuesta para explicar las acciones de este año oscuro, es importante comprender los eventos y circunstancias que llevaron a 1692. Los factores religiosos, sociales, políticos y ambientales crearon un ambiente de creciente temor y tensión. . En los años previos a los juicios de brujas de Salem se estaba gestando un conflicto significativo en Salem Village y, a mayor escala, en la colonia de la bahía de Massachusetts. Aquí tenemos una línea de tiempo de eventos importantes que tuvieron lugar tanto en Inglaterra como en su colonia en los años previos a los juicios de Salem. Es útil, si no esencial, considerar estos factores al estudiar los eventos que tuvieron lugar en Salem en 1692.

1603-1625: Reinado del rey Jaime I en Inglaterra. Consolidando Escocia e Inglaterra bajo su gobierno, este reinado crea el Reino unificado de Gran Bretaña.

1625: Comienza el reinado del rey Carlos I en Inglaterra.

1620: Comienza la migración puritana. Aunque a menudo se usan indistintamente, los términos puritano y peregrino, describen dos grupos dentro de los primeros colonos de Nueva Inglaterra. Los peregrinos son separatistas ingleses que critican duramente la corrupción dentro de la Iglesia de Inglaterra y buscan formar iglesias locales independientes. En contraste, los puritanos esperan "purificar" la Iglesia de Inglaterra a través de la reforma.

1626: Naumkeag (Salem) es fundada por Roger Conant de Cape Anne.

1629: El rey Carlos I concede un estatuto a la Massachusetts Bay Company.

1630: La colonia de la bahía de Massachusetts está poblada por un grupo de aproximadamente 1.000 peregrinos. John Winthrop y Thomas Dudley son nombrados gobernador y vicegobernador, respectivamente. El gobernador Winthrop declara: "Habrá una ciudad en una colina".

1642-1651: Período de las guerras civiles inglesas. Los conflictos entre el rey Carlos I y la oposición dentro de Inglaterra, Escocia e Irlanda resultan en su ejecución y el exilio de su hijo. Oliver Cromwell gobierna como señor protector durante la Commonwealth republicana, promoviendo la religión puritana hasta su muerte en 1658.

1645-1715: El período más frío de la era del pequeño as. Desde aproximadamente 1500 hasta 1850, existen patrones climáticos muy irregulares en todo el hemisferio norte. En la América colonial, hay inviernos gélidos y veranos brutalmente calurosos.

1660- Tras la caída de la Commonwealth, se restaura la monarquía inglesa, lo que resulta en el regreso del rey Carlos II. Muriendo sin heredero legítimo en 1685, es sucedido por su hermano, James II.

1666: Varios agricultores de Salem solicitan contratar a sus propios ministros, debido a la ardua caminata, especialmente a través de las duras condiciones del hielo y la nieve del invierno, hasta la casa de reuniones de Salem Town.

1669-28: Los aldeanos se negaron a pagar impuestos por la casa de reuniones de Salem Town, exigiendo contribuciones para su casa de reuniones. En un punto muerto, los asuntos se llevan a los tribunales.

1672: Salem Town le permite a Salem Village construir una casa de reuniones y contratar a su propio ministro, aunque el Village sigue siendo técnicamente parte de la iglesia de Salem Town. Los aldeanos todavía tienen que ir a Salem Town para recibir los sacramentos y aceptar nuevos miembros. Empiezan a surgir facciones que se oponen a los candidatos a juglar. Este año, James Bayley es nombrado primer ministro de Salem Village.

1673: Las personas que viven en los límites de Salem Village, vinculadas a la iglesia de la ciudad de Salem, sienten que tienen derecho a contratar y despedir ministros. En Salem Village, aumenta la facción que se opone al ministerio de Bayley. Como resultado, su salario no se paga.

1675-1676: La guerra del rey Felipe en el sur de Nueva Inglaterra y Maine se intensifica con los habitantes indígenas. Este conflicto resulta en bajas masivas en ambos lados. Dada la proximidad del condado de Essex, y de Salem específicamente, a la frontera norte, muchos refugiados se establecen en esta área.

1676: La Guerra del Rey Felipe sigue produciendo enormes bajas en ambos bandos. Varias personas involucradas en los últimos ensayos de Salem sobreviven a las redadas durante este tiempo. Durante este año, los ataques de Wabanaki en Falmouth Maine obligan a Mercy Lewis, de un año, y a sus padres a huir a una isla en Casco Bay. Tanto los abuelos de Mercy como otros miembros de la familia mueren durante las redadas. El año anterior, Susanna Sheldon, de casi dos años, también se convirtió en refugiada de guerra.

1680-1683: La disputa entre facciones continúa en Salem Village. George Burroughs, un refugiado de las guerras de los nativos americanos del norte, reemplaza a James Bayley como ministro de Salem Village.

1683- Después de prolongadas disputas salariales, George Burroughs también dimite como ministro de Salem Village y regresa a Maine. Deodat Lawson se convierte en el tercer candidato ministerial en Salem Village.

1684- El rey Carlos II revoca todos los estatutos bajo el dominio inglés, incluido el estatuto de la colonia de la bahía de Massachusetts, y solo los renueva después de una demostración de lealtad a la corona. La naturaleza independiente de la colonia de la bahía de Massachusetts, construida sobre una base de ideología puritana, hace que el rey Carlos se muestre particularmente reacio a volver a emitir una carta. Según la carta original, la colonia de la bahía de Massachusetts era notablemente autónoma, más que cualquier otra colonia. Permitió al gobierno colonial establecer su propio código legal, que, si bien se basaba en la ley inglesa, era específico de la colonia. Sin un estatuto, la colonia pierde una autonomía considerable, incluida la capacidad de elegir a sus propios funcionarios gobernantes. Esto también pone en peligro la propiedad de la tierra, ya que la eliminación de la carta anula los títulos de propiedad existentes. Aún más preocupante es el temor de que la revocación de la carta de influencia puritana marque la caída del gran experimento puritano. Angustiados por la idea de que el trabajo de sus antepasados ​​se esfumaría, a muchos les preocupa que la Ciudad en una Colina nunca se consiga.

1685: Carlos II muere. James II se convierte en rey de Inglaterra.

1686: King James nombra a Sir Edmund Andros como gobernador del Dominio de Nueva Inglaterra. El nuevo gobernador tiene dominio sobre los territorios de Maine, Plymouth, Rhode Island y Connecticut. El gobernador Andros altera con entusiasmo las leyes, aprueba nuevos impuestos y funda la primera iglesia anglicana en Nueva Inglaterra, la South Church de Boston. Bajo su gobierno, los cuáqueros y bautistas pueden adorar libremente. Muchos interpretan esta acción como una crisis espiritual y una amenaza para City on a Hill.

1688-1689- La Gloriosa Revolución comienza en Inglaterra. El rey católico romano James II promulga políticas de intolerancia religiosa que conducen a la exitosa invasión del príncipe holandés Guillermo de Orange. El rey Guillermo III y su esposa, María II, se convierten en monarcas conjuntos de Inglaterra. Cuando la noticia de la revolución llega a Boston, un levantamiento derroca al impopular gobierno de Andros. Se establece un gobierno temporal basado en la carta original para mantener el orden a raíz de esta agitación.

1688-1697: Se reanuda la lucha entre colonos y tribus nativas. Este conflicto se conoce como la Segunda Guerra India o la Guerra del Rey William. Además de las crecientes bajas, los impuestos se incrementan para cubrir los crecientes costos de la guerra, lo que lleva a un aumento de la inflación. Este conflicto conduce a otra gran afluencia de refugiados a Salem y las áreas circundantes. Abigail Hobbs, Susannah Sheldon, Sara Churchwell, Mercy Short, todas refugiadas de Maine, son testigos posteriores durante los juicios de brujas de Salem. Habiendo experimentado la pérdida de miembros de la familia, sus comunidades y hogares, uno puede entender cómo estas mujeres jóvenes y niños pueden haber temido al diablo que acecha en el desierto a su alrededor.

1689: Samuel Paris se convierte en el primer ministro ordenado de Salem Village. Aunque es popular entre ciertas familias prominentes de Village, incluida la influyente familia Putnam, otros se oponen a su nombramiento. Joseph Porter, Joseph Hutchinson, Daniel Andrew, Joseph Putnam y Francis Nurse votan por no pagar el salario de Paris durante un año. Salem Village cae en una crisis de facciones más profunda, dividida entre los que están a favor y en contra de Samuel Parris.

1692: Hay muchos factores que contribuyen al aumento del miedo, la paranoia y la tensión en los años previos a los juicios por brujería. Hay que considerar cómo la gente de esta época interpretaría los brotes de viruela, los ataques de los nativos, las guerras, las disputas religiosas y las duras condiciones climáticas. Para los puritanos, este problema es un signo cósmico. Detrás de todo esto está la creencia de que el diablo acecha en cada esquina, buscando encender un pánico moral y una conspiración de brujas.

En este clima espantoso, la hija y la sobrina del reverendo Samuel Parris se enferman repentinamente con síntomas extraños y aterradores. A mediados de febrero, un médico local diagnostica este comportamiento como resultado del hechizo. A medida que se esparce la noticia de la enfermedad en Salem Village y, finalmente, en el condado de Essex, otros comienzan a enfermarse con los mismos síntomas alarmantes. Los afligidos se quejan de que los espíritus incorpóreos los apuñalan y ahogan y les informan de visiones aterradoras. Pronto, los afligidos identifican estos espectros, nombrando a los vecinos, conocidos y extraños como brujas. Aquellos que no actúan de acuerdo con las normas sociales aceptadas, como los forasteros y los mendigos, son los más fáciles de sospechar. En Salem Village, las primeras acusaciones nombran a una esclava, una mujer que se casó por debajo de su posición social y un mendigo. A medida que el miedo continúa extendiéndose, aquellos que no son sospechosos obvios también son acusados, en muchos casos motivados por viejas disputas y rumores familiares.

Debido a que la ley de Massachusetts aún es incierta, se establece un tribunal de emergencia. Este tribunal especial, el Tribunal de Oyer y Terminer, está dirigido por miembros de élite de la colonia. Aunque el tribunal intenta ajustarse a la ley inglesa existente, el limbo legal que plantea la carta recién nombrada deja al tribunal para tomar determinaciones basadas en su propia investigación y juicio. Por esta razón, los controvertidos avistamientos espectrales se utilizan como evidencia admisible para una condena.

Esta corte única, combinada con los años de luchas internas en Salem Village y la tensión masiva en la colonia, conducen a la caza de brujas más grande e intensa que se lleva a cabo en las colonias. Cuando terminan los juicios, veinticinco personas han muerto: cinco mueren en prisión a la espera de juicio, 19 son ejecutadas en la horca y un hombre es condenado a muerte tras negarse a reconocer la autoridad del tribunal.


La historia de la caza de brujas de Salem

La histeria de brujas más significativa jamás vista en Estados Unidos fue la de los juicios de brujas de Salem. Ocurrieron en Salem, Massachusetts en 1692 cuando 19 personas fueron ahorcadas y una persona fue "presionada hasta la muerte" a causa de la brujería. Aproximadamente otros 13 murieron en la cárcel. En total, 185 personas fueron acusadas de brujería y la cárcel de Salem estaba llena hasta el punto de estallar. En 1711 todos fueron perdonados de sus presuntos crímenes y ninguna bruja condenada fue ejecutada nuevamente en Estados Unidos.

Puritanismo y clima de miedo

Para comprender lo que sucedió en 1692, es necesario comprender los ideales puritanos y la forma de vida.

El puritanismo es una religión cristiana que se inició en el siglo XVII en Inglaterra. Los puritanos se diferenciaban de los cristianos ordinarios en una forma significativa: creían que la vida de una persona estaba predestinada desde el nacimiento para conducir a la salvación o la condenación en el infierno después de la muerte. Además, si alguien hubiera sido condenado al infierno desde su nacimiento, ninguna cantidad de buenas acciones lo salvaría. Se esperaba que los puritanos fueran devotos y fieles para asegurar su vida eterna, pero siempre debieron haberse preguntado si estaban predestinados para el fuego del infierno.

En Nueva Inglaterra, los puritanos se aseguraron de mantenerse cerca del estado y, por lo tanto, ejercieron cierta influencia sobre él y el bienestar religioso de la gente. Se podría haber dicho que los ideales puritanos provocan mucho temor en Dios y, por lo tanto, también en el Diablo. Tal era el deseo de ser uno de los "elegidos", elegido para la salvación después de la muerte (aunque, según su filosofía, o eras elegido o no), el terror del mal habría sido grande. En la mente moderna, esto podría no ser fácil de imaginar, pero en la Nueva Inglaterra puritana del siglo XVII, el diablo habría sido una amenaza tangible, una realidad espantosa.

Además del clima de miedo en ese momento, había habido un brote de viruela, una serie de reveses militares en Massachusetts, ataques fronterizos de los franceses y asaltos violentos a los colonos por parte de los indios Wabanaki en las ciudades vecinas. Estos factores ayudaron a crear un sentimiento creciente de ansiedad en Salem y otras ciudades similares, el miedo se centró en el castigo de Dios para los malvados. En tiempos tan incómodos, es posible ver cómo la imaginación y la especulación podrían comenzar a afianzarse y eventualmente convertirse en una histeria masiva.

Además, debió haber muy poco para que las jóvenes se divirtieran en el invierno de 1692. La ciudad de Salem estaba a kilómetros de distancia y muchos de los juegos infantiles habituales estaban prohibidos porque eran indecorosos, o peor aún, permitían que la holgazanería del diablo. ganar la ventaja. La lectura y la costura habrían sido pasatiempos aceptables, pero habría sido muy poco más aparte de las tareas domésticas habituales. Por lo tanto, es fácil ver cómo se puede permitir que la imaginación de las jóvenes despegue ante el aburrimiento desesperado.

El caso de Tituba, Sarah Good y Sarah Osborne

Sin embargo, los libros más populares que leían las jóvenes en ese momento eran sobre temas como la adivinación, que debió parecer muy emocionante. Era común que las niñas tuvieran un círculo de amigas con las que practicaran la adivinación como una distracción de su tediosa existencia. Una joven llamada Betty Parris formó un círculo de este tipo con sus amigos solo para que la ocasión se descontrolara y se convirtiera en una histeria masiva. Betty y las niñas participaron en un método de adivinación mediante el cual se rompe un huevo y la clara se deja flotar en un vaso de agua. La forma de la clara de huevo simbolizaría el futuro. En una ocasión, en enero de 1692, Betty afirmó que podía ver la forma de un ataúd. Aterrada, estaba histérica. Betty ya era una niña enferma y el miedo a la muerte siempre estuvo presente durante sus duros inviernos.

Durante febrero, Betty siguió teniendo los ataques y convulsiones más aterradores. De manera similar, los amigos de Betty comenzaron a mostrar síntomas similares que incluían pérdida de diferentes sentidos como la audición, el habla, la pérdida de memoria, alucinaciones y la sensación de ser pellizcados y mordidos por espectros. En febrero de 1692, fueron examinados por un médico que no pudo encontrar nada malo en ellos físicamente. Sin embargo, un libro publicado recientemente en ese momento llamado "Providencias memorables" de Cotton Mather describió en detalle los síntomas del hechizo y la posesión demoníaca. El médico dijo que los ataques de las niñas debían de haber sido consecuencia de la brujería. Esto fue aceptado fácilmente como diagnóstico.

Para descubrir de dónde venía este hechizo, una amiga de la familia, Mary Sibley, le dijo a la esclava de la familia llamada Tituba que horneara un "Witchcake" que estaba hecho con centeno y la orina de los afligidos y luego alimentado a un perro. Si el perro mostraba síntomas similares, entonces el hechizo estaba más allá de toda duda. Se pensaba que los perros y otros animales más pequeños se empleaban a menudo como familiares de las brujas.

Desafortunadamente para Tituba, esto provocó que las chicas hicieran acusaciones de brujería en su contra. El hecho de que las niñas hubieran disfrutado de sus experimentos iniciales con la adivinación y las historias de Tituba no les impidió hacer esta acusación tan grave. También es irónico que Mary Sibley haya instigado el episodio de Witchcake, que en sí mismo debe haber sido una forma de brujería, pero nunca fue acusada. Tituba, siendo un esclavo pobre, era un chivo expiatorio vulnerable.

Otros dos chivos expiatorios de Salem fueron acusados ​​al mismo tiempo y el 1 de marzo dos magistrados, John Hathorne y Jonathan Corwin, comenzaron a interrogar a tres mujeres, Tituba, Sarah Osborne y Sarah Good; las dos últimas eran excéntricas parias sociales, ninguna de las cuales asistía a la Iglesia. .

Las niñas tenían ahora frecuentes ataques y convulsiones que demostraron con gran aplomo en Ingersoll's Tavern, el lugar donde se examinó a las tres mujeres. Afirmaron que los espectros de las mujeres se les aparecían y las torturaban mordiéndolas y pellizcándolas. Que nadie más pudiera ver la "evidencia" espectral no preocupaba a los reunidos. Mucha gente había venido a mirar y algunos de ellos se adelantaron para decir que su leche se había agriado o que una vaca se había enfermado, lo cual era una prueba más de la brujería.

Estaba claro que los magistrados ya creían que las mujeres eran culpables y les hicieron las mismas tres preguntas a cada uno: "¿Eres una bruja?", "¿Has visto al diablo?" y "¿Cómo explica las aflicciones de estas chicas?"

Tituba inicialmente afirmó que era inocente, pero por alguna razón nunca descubierta, luego confesó que ella, Osborne y Good habían entrado en un pacto con el diablo. Además, dijo que un hombre alto y moreno se le acercó y le pidió que firmara su libro. Este hombre era, por supuesto, el diablo y de vez en cuando se le aparecía en formas animales. Su confesión duró tres días.

Las tres mujeres fueron encarceladas en la cárcel del condado en espera de juicio. Finalmente, Sarah Good fue ahorcada por sus presuntos delitos. Sarah Osborne murió en la cárcel, pero Tituba sobrevivió porque había confesado. Los pocos que confesaron ser brujos escaparon de la horca por su "honestidad".

Culpable hasta que se demuestre su inocencia

Durante los meses de verano, cientos de personas fueron acusadas y las cárceles estaban llenas hasta el punto de estallar. El gobernador de Massachusetts en ese momento, Sir William Phips, regresó a Boston en 1692 después de estar en su Inglaterra natal para encontrar cárceles llenas hasta el punto de estallar y que Salem estaba sumida en el caos.

Luego se introdujo la "prueba táctil". Si alguno de los acusadores podía curarse temporalmente de sus retorcimientos y gemidos por el contacto de una persona acusada, entonces esto también era completamente legítimo, si no una prueba condenatoria, de brujería. Este método se probó en varias de las pruebas e inevitablemente las niñas desistieron inmediatamente de sus ataques al ser tocadas.

Los acusados ​​no tenían ningún tipo de abogado defensor, no podían tener testigos que los apoyaran y tenían que depender únicamente de sus propias habilidades verbales de defensa. Dado que las personas detenidas tendían a ser pobres o de poca influencia, a menudo carecían del ingenio, la velocidad de pensamiento y la elocuencia tan necesarios para la defensa en cualquier sala de audiencias.

El cambio

En el otoño de 1692, la caza de brujas comenzó a perder impulso. La muerte de muchos más hombres y mujeres como resultado de reclamos dudosos comenzó a preocupar a los ciudadanos de Salem que se preocupaban cada vez más por la autenticidad de estas "Brujas". Ahora muchos dudaban de la evidencia espectral. Quizás muchas personas sabían que las acusaciones eran falsedades pero no se atrevieron a hablar hasta ese momento.

En octubre, la mayoría sabía que se habían perdido vidas inocentes. La gente educada de la ciudad instó a los miembros de la corte a excluir la evidencia espectral como poco confiable, sin mencionar la prueba del tacto sin sentido. Se formó un nuevo tribunal para tratar con los presos y se ordenó que fueran protegidos. Hubo más juicios pero no más muertes: todos los prisioneros restantes fueron finalmente puestos en libertad el 9 de mayo de 1693.

Después de la liberación de tanta gente y la crisis menguante, fue como si las nubes se hubieran separado y la luz de la verdad mostrara con terrible claridad lo que realmente había sucedido. No había sido ni más ni menos que una ilusión y ninguno de los muertos podía razonablemente ser llamado Bruja. No había habido Brujas en Salem. Si Satanás había querido causar problemas en esa parte de Nueva Inglaterra, los piadosos y buenos ministros y jueces ya habían hecho el trabajo por él. El único mal era el mal que habían creado dentro de su propia comunidad.


Caza de brujas en Estados Unidos: de Salem a McCarthy

A medida que los tesoros de europeos se trasladaron a América, también lo hicieron sus supersticiones.

Contrariamente a la creencia popular, las primeras cazas de brujas en Estados Unidos tuvieron lugar en Hartford, Connecticut, no en Salem, Massachusetts. En 1642, Connecticut convirtió la brujería en un crimen punible con la muerte y, en 1647, una mujer llamada Alse Young se convirtió en la primera supuesta bruja ejecutada en Estados Unidos.

La segunda mujer ejecutada por brujería en las colonias, Mary Johnson, fue detenida y torturada durante años antes de admitir su familiaridad con el diablo. (A la luz de la brutalidad que enfrentó esta mujer, uno podría preguntarse quién era el verdadero diablo en esta situación. )

El período de 1647 a 1670 se conoció como el pánico de las brujas de Hartford. Durante este tiempo, alrededor de tres docenas de personas fueron acusadas de brujería y once fueron ahorcadas. Nueve de las víctimas eran mujeres y los dos hombres que fueron ejecutados fueron asesinados junto con sus esposas.

Cinco años después, comenzarían los juicios de brujas de Salem y 20 brujas serían ejecutadas en Massachusetts en menos de cuatro meses. Hecho infame en Arthur Miller & rsquos El crisol, Esta histeria comenzó cuando dos niñas empezaron a experimentar "desilusiones" y culparon a la mendiga sin hogar Sarah Good, la marginada social Sarah Osborne y una esclava llamada Tituba.


Salem Witch Hunt Begins & # 8211 1 de marzo de 1692

In Salem Village in the Massachusetts Bay Colony, Sarah Goode, Sarah Osborne, and Tituba, an Indian slave from Barbados, are charged with the illegal practice of witchcraft. Later that day, Tituba, possibly under coercion, confessed to the crime, encouraging the authorities to seek out more Salem witches.

Trouble in the small Puritan community began the month before, when nine-year-old Elizabeth Parris and 11-year-old Abigail Williams, the daughter and niece, respectively, of the Reverend Samuel Parris, began experiencing fits and other mysterious maladies. A doctor concluded that the children were suffering from the effects of witchcraft, and the young girls corroborated the doctor’s diagnosis. With encouragement from a number of adults in the community, the girls, who were soon joined by other “afflicted” Salem residents, accused a widening circle of local residents of witchcraft, mostly middle-aged women but also several men and even one four-year-old child. During the next few months, the afflicted area residents incriminated more than 150 women and men from Salem Village and the surrounding areas of Satanic practices.

In June 1692, the special Court of Oyer, “to hear,” and Terminer, “to decide,” convened in Salem under Chief Justice William Stoughton to judge the accused. The first to be tried was Bridget Bishop of Salem, who was found guilty and executed by hanging on June 10. Thirteen more women and four men from all stations of life followed her to the gallows, and one man, Giles Corey, was executed by crushing. Most of those tried were condemned on the basis of the witnesses’ behavior during the actual proceedings, characterized by fits and hallucinations that were argued to be caused by the defendants on trial.

In October 1692, Governor William Phipps of Massachusetts ordered the Court of Oyer and Terminer dissolved and replaced with the Superior Court of Judicature, which forbade the type of sensational testimony allowed in the earlier trials. Executions ceased, and the Superior Court eventually released all those awaiting trial and pardoned those sentenced to death. The Salem witch trials, which resulted in the executions of 19 innocent women and men, had effectively ended.


Witch Hunting in Salem

Their parents began searching for the witches, and hysteria mounted, especially as pastor Samuel Parris proclaimed, "In this very church, God knows how many Devils there are!" A public witch-hunt led to the arrest of 150 people 19 were hanged for witchcraft, and one man was executed for refusing to testify.

Christian History asked historian David D. Hall to explain what motivated these troublesome proceedings. Dr. Hall is professor of American religious history at The Divinity School, Harvard University, and author of "Worlds of Wonder, Days of Judgment: Popular Religious Belief in Early New England" (Knopf, 1985).

Some twenty years before the Salem witch-hunt, a young woman living in the household of the minister of Groton, Massachusetts, began to "carry herself in a strange and unwonted manner." According to the minister, Samuel Willard, 16-year-old Elizabeth Knapp saw apparitions and experienced violent "fits" over a period of three months.

In the midst of one fit, she spoke in a "hollow" voice, and called the minister "a great black rogue" who "tell[s] the people a company of lies."

Willard answered back, "Satan, thou art a liar and a deceiver, and God will vindicate his own truth one day." Others in the room took up the confrontation, telling the Devil that "God had him in chains."

The answer came back, "For all my chain, I can knock thee in the head when I please."

Meanwhile, in her own voice Elizabeth told how the Devil had promised to make her a "witch" if she would sign a "compact" .

To continue reading, subscribe now. Subscribers have full digital access.


Virtual Field Trips

Current virtual classroom opportunities include an hour-long presentation hosted by a Salem Witch Museum educator. Most of these sessions consist of a 45-minute presentation followed by a 15-minute Question and Answer segment. Additionally, we are thrilled to announce a new virtual experience co-hosted by the educational organization Histories/Hi-Stories.

Details of available virtual field trips are listed below. Cost is based on the desired program and number of students registered for the session. To book a virtual field trip, please email [email protected] . In this email, please include the number of students, desired date for the event, and select a topic from the list below.

The Salem Witch Trials Recommended for Grades 6-12

In the year 1692, the daughter and niece of Reverend Samuel Parris were plagued with a mysterious and alarming illness. Soon, inhabitants of Salem Village were faced with their very worst nightmare—confirmation that witches had arrived in Essex County. Over the span of just one year, the colonists experienced the most severe and devastating witch-hunt to ever take place in North America. During this program, we will discuss how and why a witch-hunt broke out in Salem, describe the events of that dark year, and consider why the Salem witch trials are such a unique moment in early American history. Participants will see images of the sites around Essex County that have direct connections to the Salem witch trials, including the land where the court house, jail, and meeting house stood, as well as some of the artifacts from our museum’s collection.

The Crucible Fact vs. Fiction Recommend for Grades 9-12

Arthur Miller’s play The Crucible is perhaps the most famous literary portrayal of the Salem witch trials to date. Most contemporary audiences have heard of, read, or seen the film adaptation of this renowned play. While this is a beautifully composed and thought-provoking literary classic, this play is a work of fiction and is largely an inaccurate portrayal of what took place in Salem in the year 1692. In this program, we will dive into the historical inaccuracies presented by The Crucible, separating fact from fiction. By comparing the real story of the Salem witch trials with Miller’s account, students will be asked to consider how history can be reinterpreted and reimagined when it is translated into a creative medium. Additionally, by considering the sociopolitical environment of this period, this presentation will examine how and why Arthur Miller became inspired to write about these events. Participants will be asked to consider the formula for a witch-hunt “fear + a trigger = a scapegoat.” This formula is included in our current exhibit, Witches: Evolving Perceptions, and represents an integral part of our institutional mission to bring attention to the root cause of witch-hunts from 1692 to the present day. An interactive component of this exhibit is available through our website, and asks contemporary audiences from around the world to apply this formula to other examples, both from history and the modern-day. If desired, students will be given the option to submit their own examples, which will be added to the virtual exhibit on our website https://salemwitchmuseum.com/witch-hunt.

The Salem Witch Trials and Public Memory Recommend for Grades 9-12 and Higher Education Courses

Though the Salem witch trials were relatively mild when compared with the devastating witch trials that ravaged Europe during the early modern era, Salem has become one of the most infamous witch-hunts in Western European history. Today, Salem, Massachusetts has become a complex and unique example of public memory. In this program, we will discuss the history of witch trials, placing Salem in context of three hundred years of European trials. We will consider how and why Salem has become a powerful social metaphor, one that is still used to this day to denote fanatical, superstitious or unjust behavior. We will also consider how the city of Salem has struggled with its witch-related history, and has gradually changed over time, reflecting the drastically different and ever evolving popular conception the witch.

Witches: Evolving Perceptions Recommend for Grades 9-12 and Higher Education Courses

In the modern-day, the term “witch” encompasses an enormously diverse array of definitions and images. Despite its dark historical origins, when confronted with this word today, most envision a cartoonish green-skinned woman flying astride a broomstick or a beautiful, supernatural pop-culture heroine. Others still, such as those who practice Neopagan religions, may think of this as a sacred term and view this word as a spiritual designation. In this program, participants will hear about into the complex and fascinating evolution of the image of the witch, tracing this story from the early modern period witch trials to the modern-day.

Experiencing Salem: The Witch Trials through Creative Drama Recommended for Grades 6-12

Collaboration with Outside Education Organization Histories/Hi-Stories

This workshop is designed to engage both the mind and the body and allows students to get on their feet and step into history! Students explore the society of Salem in 1692 through active, thought-provoking theater-based learning. This interdisciplinary experience brings together history and theater and allows students to take on multiple perspectives from the events of the witch trials, examining the motivations and emotions of historical figures, embodying and empathizing with these historical figures, and thinking critically about how history is told and presented. Students will be on their feet throughout the workshop as they use physicality, frozen pictures, movement, and dialogue to deepen their understanding of the witch trials in all their complexity and ambiguity. No theater experience is necessary, as this workshop focuses on the process of drama in learning, not on performance. Instructor will interface with class through Zoom, whether your group is together in the classroom or learning remotely.


Doctor Who? Griggs and the Witch Trials

“In the latter end of the year 1691, Mr. Samuel Parris, Pastor of the Church of Salem Village, had a Daughter of Nine, and a Niece of about Eleven years of Age, sadly Afflicted of they knew not what Distempers and he made his application to Physicians, yet still they grew worse: And at length, one Physician gave his opinion, that they were under an Evil Hand. This the Neighbors quickly took up, and concluded they were bewitched.”
-Rev. John Hale, A Modest Inquiry into the Nature of Witchcraft

The story of the Salem Witch Trials describes a scene of young girls rolling on the floor, screaming in pain, and shouting at specters. A doctor visits and declares that witchcraft has caused these strange afflictions. The hunt for witches begins.
But what is the real scene and who is this doctor? No one knows. Primary sources give vague details on these first afflictions and never name the doctor who diagnosed witchcraft. There also remains a question of how soon after the start of the afflictions was the diagnosis of bewitchment and which person determined the nature of the girls’ suffering.

The first instinct of Rev. Parris and his wife were to pray for their daughter Betty and niece Abigail Williams when the afflictions began, but they also consulted local physicians. Rev. Hale’s account written in 1697 implies several doctors visited the Parris home to check on the girls before one ultimately diagnosed witchcraft. Without a source confirming the name of the doctor, speculation points to William Griggs, a physician living on the Salem Village-Beverly line. Every history of Salem that names the physician uses Griggs, as he was the only physician in the area of the afflicted in 1692, so this post is to give a biography made of the little information known about this man whose words start almost every narrative of the Salem Witch Trials.

William Griggs (?-1698) was in his late 70s in 1692. His second wife Rachel Hubbard was in her mid-sixties. They married in 1657. After their marriage they lived in Rumney Marsh (present day Revere, MA) and Boston before moving to Salem Village by 1690. Rachel was a member of Boston’s First Church, the same church Samuel Parris belonged to when he lived in Boston until 1689. As far as his medical training, Griggs was probably self-taught and he worked to establish his practice in Salem Village where he possibly diagnosed the bewitchment of Betty Parris and Abigail Williams.

Shortly after the diagnosis, two other girls began to suffer: Ann Putnam Jr. and Elizabeth Hubbard. Elizabeth worked for Isaac Griggs, William’s son from his first marriage, in Boston until Isaac died in 1689. She moved to the home of her great-aunt, Rachel Griggs to work as a maid for her relatives. Coincidentally, an accuser lived in the home of the man who (probably) confirmed the suspicions of witchcraft.

There is a book by Enders A. Robinson that claims the witch trials were a conspiracy led by Thomas Putnam and included William Griggs. While this theory is not a common one among historians, there is evidence that the accusations against certain individuals were beneficial to Griggs. Elizabeth Procter sometimes worked as a midwife, meaning Procter was a competitor to Griggs. One accuser, Elizabeth Booth, provided damning testimony against John and Elizabeth Procter. Booth once claimed the specter of her stepfather appeared to her and she reported, “that Elizabeth Procter killed him because my mother would not send for Doctor Griggs to give him physic & also because she was not sent for when he was first taken sick.” What this testimony says is first, both Griggs and Procter were seen as figures to provide medical service and Griggs was not always the choice of families in need of a physician. The testimony also indicates that the specter of Elizabeth Procter claimed that had the Booth family sent for her sooner, Procter could have helped. If this testimony is accurate and Procter was qualified to assist the sick and Procter provided competition for Griggs, the accusations certainly helped his practice, especially when Griggs’ niece joined the accusers against Procter. There is also testimony referring to Roger Toothaker, another accused suspect, as a doctor that describes his work in Beverly, close to the home of Griggs. Toothaker died in jail, but Griggs probably appreciated the loss of another potential competitor.

While the accusations certainly assisted Griggs, they nearly harmed him as well. Rachel Griggs’ specter allegedly afflicted some of the accusing girls, however, no legal action occurred against her.

There is very little information on Griggs and who he was, yet he appears in narratives as the man who ignited the Salem Village community’s hysteria. While naming Griggs makes for a simpler story, no evidence confirms the depth of his involvement in the trials. It appears likely that Griggs diagnosed the girls, but regardless of who first said “they were under an Evil Hand,” the personal motivations behind accusations appear in the doctor’s biography. Many of the accusations of 1692 include such motivations that allowed the community to turn against itself money, land, competition, and feuds turned into the accusations and executions. Looking solely at Griggs, it appears that personal motivation played a large role in his tolerance and acceptance of the trials, although one must wonder what potential consequences further legal action against Rachel Griggs could have caused. These factors were an easy trap for anyone to fall into, and the promise of better business took Griggs into the Devil’s snare.

George Lincoln Burr, “From “A Modest Inquiry into the Nature of Witchcraft,” by John Hale, 1702,” In Narratives of the Witchcraft Cases, 1648-1706, New York: C. Scribner’s Sons, 1914.
Bernard Rosenthal, Records of the Salem Witch-hunt, Cambridge: Cambridge University Press, 2009.
Marilynne K. Roach, The Salem Witch Trials: A Day-by-Day Chronicle of a Community Under Siege, Lanham, Maryland: Taylor Trade Publishing, 2002.
Mary Beth Norton, In the Devil’s Snare: The Salem Witchcraft Crisis of 1692, New York: Alfred A. Knopf, 2002.
Frances Hill, The Salem Witch Trials Reader, Cambridge: Da Capo Press, 2000.
Emerson W. Baker, A Storm of Witchcraft: The Salem Trials and the American Experience, New York: Oxford University Press, 2015.


Ver el vídeo: Las brujas de Sálem 33 (Mayo 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos